TECNOLOGÍA
EL FUTURO ES DE COLORES
TECNOLOGÍA, INNOVACIÓN, SERVICIO Y PRESTACIONES

Esta es la combinación ganadora base del éxito de RIPOL, que le ha permitido convertirse en un punto de referencia a nivel europeo y mundial. Fuerza impulsora del crecimiento sostenible pero al mismo tiempo incesante actividad de I+D y atención incondicional a las necesidades del cliente.


Investigación + Desarrollo
INNOVACIÓN CONTINUA

El éxito de RIPOL no sería posible sin un equipo altamente cualificado de investigadores que en colaboración con proveedores de materias primas, instalaciones de aplicación e importantes centros de investigación nacionales e internacionales, planifica cada día soluciones técnicamente innovadoras con una excelente relación calidad/precio que puedan satisfacer las exigencias del cliente.

El laboratorio está dotado de un equipamiento de vanguardia dotado para pruebas mediante niebla salina, Flujo de aire QV, Polimeración IR, Calorimetría DSC, Fadeómetro XenoTest y equipado con el instrumental necesario para la ejecución de pruebas mecánicas de todo tipo. Gestionamos todos nuestros proyectos mediante un sofisticado software que permite el registro de las características del producto y su monitoreo, desde la fases de desarrollo del trabajo hasta la obtención del objetivo prefijado.

El proyecto es confiado a un equipo de técnicos que, en colaboración con la asistencia técnica RIPOL y el cliente, operan de acuerdo con el siguiente esquema científico de trabajo:

  • análisis de las necesidades del cliente y estudio de la solución;
  • formulación de la receta y producción de la muestra;
  • test de todas las características y eventual puesta a punto adicional (fine tuning);
  • aprobación de la muestra por parte del cliente.

Tecnología
INTELIGENTE POR NATURALEZA

Para poder lograr el ambicioso objetivo de Calidad Total sin perder la flexibilidad necesaria y garantizar la máxima satisfacción del cliente se han efectuado enormes inversiones en maquinaria tecnológicamente ultramoderna y en un sistema informático completamente integrado (ERP, Garantía de Calidad, Avance de la producción, Gestión fichas técnicas y de seguridad).

Las órdenes de compra de materias primas se gestionan mediante las lógicas de Planificación de los Requerimientos de Material o MRP a fin de obtener la máxima rentabilidad y reducir al mínimo las existencias. Al momento de la recepción de las materias primas se procede a su etiquetado mediante código de barras para posteriormente ser sometidas a estrictos controles de calidad: únicamente aquellas que cumplen con el pliego de especificaciones RIPOL serán aceptadas y puestas a disposición informáticamente para su utilización.

Los operadores que llevan a cabo las operaciones de picking pueden recoger sólo las materias primas que han sido planificadas y aceptadas en la fase precedente. Cada estación de pesaje está dotado de PC, lector de código de barras, impresora de etiquetas y básculas. Todos los instrumentos están conectados entre sí e interactúan con el sistema. Los pedidos planificados aparecen directamente en cada uno de los ordenadores a bordo máquina, y se procesan de acuerdo a la secuencia preestablecida.

Gracias al control informático, RIPOL ha sido capaz de eliminar el riesgo de error en fase de pesaje. Cada cubeta, definida de forma unívoca con código de barras, se mezcla en modernos turbomezcladores: las premezclas obtenidas se someten a extrusión con maquinaria de última generación, según la secuencia configurada en el sistema, lo que garantiza la trazabilidad de los lotes de producción. La fase de molienda se lleva a cabo en molinos tecnológicamente avanzados con granulometría controlada según una secuencia establecida en el sistema, tras lo cual los productos acabados se embalan en cajas de cartón o en bolsas de gran tamaño.

Los embalajes se marcan con etiquetas de código de barras y se cargan automáticamente en un almacén, del cual no se puede retirar el producto antes de que se hayan ejecutado los controles del departamento de garantía de la calidad. Sólo después de haber finalizado los meticulosos controles previstos por los planes de control de cada artículo, los productos acabados están listos para el envío. Los envíos se realizan mediante terminales de radiofrecuencia, de esta manera la emisión de los documentos de transporte: informes de pruebas, fichas técnicas y de seguridad está completamente automatizada eliminando el riesgo de error humano.


Logística
UNA ESTRATEGIA EXITOSA


Con el fin de satisfacer las necesidades de los clientes para trabajar J.I.T., esto es, Justo A Tiempo, RIPOL ha creado en su fábrica de Milán un almacén con aprox 1.000 toneladas de productos certificados en todos los colores y acabados RAL posibles.

Nuestros transportistas asociados, seleccionados y cualificados, garantizan las entregas por el territorio nacional y alimentan paralelamente una red de almacenes europeos que, a su vez, realizan las entregas locales. De esta forma, RIPOL puede asegurar un servicio de entrega inmediato a nivel europeo.